¿Qué puedes hacer?

¿Qué puedes hacer?
Ora. Piensa. Habla a los demás de cómo sueñas con que lo malo se acabe, y lo bueno sea el pan de cada día.
Piensa cada mañana que estás listo para ser feliz.
Durante el día, date el tiempo para sorprenderte, agradecer y celebrar todo lo bueno y milagroso que te pase; no son coincidencias.
En cada anochecer, deja que tu corazón repose en abundantes pensamientos de cosas buenas.
Abraza con fuerza. Ayuda. Ama. No dejes que el mal opaque tu bondad.
Por sobre todo, no dejes de soñar. De imaginar. De crear mundos perfectos en tu cabeza.
El truco de “imagina que es el último día de tu vida”, cámbialo por “Imagina que es el primer día de tu vida…”.

Foto de dalequedale.com

4 comentarios:

karina dijo...

que hermoso, si todos lo hicieramos, seriamos mas felices. no dejarse llevar por las cosas negativas sino dejar fluir las positivas y ver que todo es bello dependiendo de como se mire. las cosas no estan en nuestra contra, todo es creado para nosotros, para que lo disfrutemos y lo amemos. no se porque es tan dificil para las personas ver las cosas con amor

'A-DHÁM dijo...

Muchas gracias por tu bonito comentario Karina. Yo creo que el miedo es uno de los principales ingredientes para negar amor.

LIBELULA dijo...

♥♥♥Que lindo lo que escribes TE AMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO♥♥♥

'A-DHÁM dijo...

Gracias mi amor. :)