Fondo cielo. (Ovalix)

Al compás de un vals sus sueños se iban hilando como brisa nocturna pasando por sus sienes, refrescando las memorias de la mágica infancia que navegó por los ríos y canales de un mundo sureño encantando los ojos y el alma de los mortales. Su vida nunca pasaba junto al tiempo, remando, en contra o llevado por las corrientes, su espíritu se quedó allí, aunque sus ojos no miren más el profundo cielo que encontró en el mar. Su alma llena a otras vidas. Su nave sin puerto avanza fantasma en las chispas de cielo como relucientes pepitas del oscuro fondo acuoso. Nunca se sabía con certeza si la luna iluminaba desde el abismo marino reflejándose en el gran telón del universo o si brillaba suspendida desde este infinito lienzo pintado de farolitos, para mirarse en un espejo ribeteado por el pasar del navío. De cuando en cuando destellos de velo blanco como espuma orillera se dejaban ver pasar en cada braceada de la nostálgica barca. Ancló en ese espacio para contemplarlo, escuchando al viento susurrar la gesta de la noche cautiva del mar.
.

Foto de abracadabraaleertodos.blogspot.com

2 comentarios:

'A-DHÁM dijo...

Muchas gracias por dedicarme tan bellas y honestas palabras.

Karutesu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.