Fuego (César D. Kaiser)

Existe fuego al interior de mi alma,
es lo que mueve todo mi ser
y que me impulsa a realizar todo lo que quiero.
Aunque la vida, al pasar los años se encargará de enfriarte;
es normal que lo haga, sólo trata de decirte al oído: “No te hieles”.

Si estas en la medianoche al borde de congelarte,
cierra los ojos, respira hondo,
y busca la llama de tu corazón,
la cual arde con intensidad

Si caes, vuelve a ponerte de pie y no dejes que la flama se apague,
debes leer bien las señales, para que siempre siga viva.
Mientras exista esa flama, no te detengas nunca,
es la luz que iluminará tu escarchado camino.

Si estas en la madrugada al borde de helarte,
cierra los ojos, respira hondo,
y busca la llama de tu corazón,
la cual arde con intensidad

Con el tiempo controlarás el fuego que sale de tu corazón.
La senda que tomes o por donde vayas, nadie podrá detenerte,
inevitablemente  contagiarás a todos con el calor de tu flama.
Entonces, le podrás decir a la vida al oído “Nunca me apagarás”

Si estas apunto de congelarte al borde de la vida
respira hondo y abre los ojos
y veras la fuente de tu calor,
el sol.

No hay comentarios: