AROMATERAPIA

Desde que su esposo y su hijo habían fallecido en aquel accidente, cada noche Mariana doblaba esmeradamente ambos pijamas que nunca volvió a lavar, los ponía junto a su almohada, y dormía plácidamente. 

No hay comentarios: